viernes, 29 de mayo de 2009

Odisea, de Homero

Hubiera preferido una versión literal. La que leí era una versión en verso. Según los antecedentes expuestos en el prólogo de esta edición crítica, no fue Homero su autor; probablemente hubo otro u otros creadores distintos. En la Odisea hay mucha aventura y riqueza de personajes, situaciones e, incluso, intriga. Para mí, su protagonista Odiseo, (Ulises en griego) encarna el tipo humano del hombre duro, hecho a sí mismo, ingenioso y sobretodo, muy desconfiado. No fiarse de nadie, unido a sus singulares dotes de fuerza, ingenio y dominio del arco, destreza que le identifica sobre el resto, cual carnet de identidad, le llevarán a solventar, una tras otra, las numerosas pruebas por las que el destino le arrastra hasta alcanzar el triunfo final.
El personaje de Penélope, se me desmereció. Lo considero demasiado blandengue; no tiene carácter , ni tan siquiera para decidirse por un nuevo marido. Y mientras tanto la corte de Ítaca permanece invadida por un montón de vagos y parásitos, de festín en festín, que, como es de suponer, es soportado por los súbditos del reino. (¡Poco han cambiado las cosas, desde luego, respecto a la distancia existente entre gobernantes y gobernados del mundo descrito por Homero y el nuestro, el de ahora !)Para mí la lealtad inquebrantable la representan el cabrero y también el ama, con los cuales, ambos, contará Ulises para llevar a cabo su venganza. ¡Cruel venganza y sádico escarmiento!(Pienso en el músico y en las mujeres del “harén”, allí dicen siervas del servicio, las cuales – pobres mujeres-primero limpian y luego los ejecutan).¡Vaya! (Año 1994)
____________

29 de mayo de 2009: Transcribo a continuación párrafo copiado de Epdp acerca de Homero y su transcendencia en el mundo de la Literatura:
“Homero es, de manera directa, el padre de toda la literatura griega posterior: el teatro, la historiografía e incluso la filosofía, llevan la huella de los temas, cómicos y trágicos, planteados en estas epopeyas, así como de las técnicas homéricas. Para los últimos poetas épicos de la literatura occidental Homero ha sido siempre el maestro indiscutible (aun cuando, como en el caso de Dante, no conocieran sus obras directamente). Pero curiosamente, para sus más notables seguidores, la obra de Homero fue tanto modelo como objetivo. Así por ejemplo, la Eneida de Virgilio viene a refutar el sistema individualista de valores de la épica homérica; y en las escenas más homéricas de El paraíso perdido, del poeta inglés John Milton, las estrofas que describen la batalla en el cielo, son esencialmente cómicas. En lo que respecta a la novela, Don Quijote de La Mancha (1605), de Miguel de Cervantes, o Ulises (1922) del irlandés James Joyce, cuanto más homéricas son más tienden a la parodia y la burla de la épica. Lo cierto es que desde los tiempos de Homero, ningún autor ha logrado reunir su genio épico y su erudición. © eMe”

jueves, 28 de mayo de 2009

Ilíada, de Homero

No me atrevo a calificarla como segunda lectura, pero la Ilíada es una obra muy conocida por mí, ya que junto con“La Eneida”, de Virgilio, en las asignaturas de Griego y Latín,respectivamente, fueron las dos obras clásicas estudiadas en Pre-universitario; hace ya muchos, muchísimos, años.

¡Canta, oh Diosa, la cólera del pélida Aquiles... !; así se inicia la obra. La versión por mí leída, es una edición de bolsillo y traducción literal del poema épico. Me gusta- o más bien diré, me gustaba - ese estilo cargado de epítetos y pormenores genealógicos con los cuales es descrita la última etapa de la Guerra de Troya, desde que Aquiles, muy enfadado con Agamenón porque le quitó su esclava Briseida, decidió retirarse del combate. Y termina con la muerte de Héctor, el insigne caudillo troyano, con cuyas honras fúnebres, rendidas por Troya a su héroe máximo, acaba el inmortal poema.

En esta  última lectura de la Ilíada, el pasaje que más me impactó fue la narración de la visita de Príamo , rey de los troyanos, a las tiendas aqueas(griegas), desafiando toda clase de peligros, para echarse a los pies del asesino cruel de su hijo; ante el cual , humillándose, le suplica le dé el cadáver y le permita darle las debidas honras fúnebres.( Año 1994)
___________________
28 de enero de 2009 Pienso que mi comentario de este clásico de la Literatura Universal fue muy simple. Nada digo acerca de los sentimientos ni de las grandes pasiones humanas allí expresados de modo tan sonoro y bello.¡Cuán hermosa manera de describir: ira, lujuria,adulterio,codicia, crímenes y otros vicios o desenfrenos propios de la condición humana ! Allí enaltecidos por ser también atributos y acciones de las deidades;¡ tan míseras, pobrecitas, como nosotros los  mortales!

Creo que de realizar una nueva lectura a este poema homérico, en mi comentario no faltarían las alusiones a los verdaderos móviles de la cruenta y larga guerra habida entre aquellos pueblos antiguos, que, sin duda, fueron económicos. Así lo leí, hace poco, en una revista de temas históricos. Los vecinos griegos se aliaron para destruir al que hasta entonces se iba llevando los pingües ingresos derivados del comercio que su privilegiada localización le permitían. Me pregunto cómo cantaría un rapsoda moderno el conflicto , por ejemplo, entre palestinos y judíos, en Oriente Medio, o la Guerra de Irak.¿Cómo podría disfrazar a la par de embellecer las iniquidades varias que de uno y otro bando se hacen, para enaltecerlas ante posteriores y mundiales lectores? ¡Ardua tarea!



martes, 26 de mayo de 2009

La coartada y tres relatos policíacos más, de Patricia Highsmith

Pequeño libro, de cien páginas, publicado como lecturas de verano por el grupo editorial editor del periódico “El Mundo”. Son cuatro relatos de intriga de Patricia Highsmith. Todos muy amenos e interesantes. El que más me impactó fue el relato de un parricidio, la muerte de un viejo egoista. Persona que no ha querido nunca a nadie y al cual sus hijos consideran culpable de la muerte de la madre que fue persona resignada y muy sacrificada, explotada y manipulada por este individuo malo. Es un crimen perfecto.
Los cuatro relatos son bien distintos. Tramas muy ingeniosas y de finales inesperados.
Lectura ideal para etapas en las que uno es incapaz de digerir argumentos de pesar. 16 de julio de 1998.

El ojo avizor, de Mary Higgins Clark

Esta novela, "El ojo avizor", de la escritora estadounidense M.Higgins Clark, Edición del Círculo de Lectores, años 80. Si bien interrumpí su lectura al final del primer capítulo, cuando la reanudé lo hice con mucho interés, apurando, más bien devorando, los últimos capítulos con el fin de desentrañar la trama final.

El libro en cuestión, pienso, podría bien ser el objeto de un guión cinematográfico(**) de éxito asegurado, pues en él se dan todos estos componentes: belleza, poder, orígenes oscuros y misteriosos de sus personajes, intriga, periodistas televisivos creadores de imagen, y un etc. suficientemente interesante y fácil de llevar al mundo de las imágenes.

Abigail Jennings, una madura y hermosa senadora que aspira a convertirse en la primera vicepresidente de la poderosa nación norteamericana, es el eje argumental de la novela. El interés de este personaje compite con la de la joven periodista, Pat Traymore, quien va a Washington con el pretexto de la entrevista pero , en el fondo, guiada por unos ocultos deseos de averiguar las circunstancias y causas exactas del asesinato-suicidio de sus padres cuando ella tenía tres añitos. 30 de diciembre de 1996________

(**) Según he leído hay versión cinematográfica.



VIERNES, 25 DE ENERO DE 2013

El ojo avizor, de Mary Higgins Clark

Hace ya unos cuantos años leí, por primera vez, esta interesante novela  de intriga, escrita por la norteamericana Mary Higgins Clark.Edición del Círculo de Lectores, 1984. Título del original inglés, “Stillwatch”, traducción de María Francisca Graell.  Entonces, los hechos y ambientes descritos en la novela los juzgué alejados del contexto español y muy circunscrito a los Estados Unidos de Norteamérica. Sin embargo,  en esta segunda lectura he encontrado grandes similitudes entre la ficción contada por Higgins y la realidad española actual.  Me explicaré.

La trama de la novela se desarrolla en los entornos de  dos singulares féminas. El de la protagonista, Patricia Traymore, una joven y brillante periodista de televisión. Y el  de Abigail Jennings, una madura y ambiciosa senadora, salida de la nada.  En esta obra la escritora norteamericana- pienso - ha sabido plasmar, y además de modo entretenido, los oscuros entramados de ambiciones personales que pueden  esconderse tras unas buenas  imágenes e información sagazmente filtrada por algunos periodistas sobre políticos, con el fin de crear una opinión pública concreta,  aunque  para ello sea omitida, manipulada o desfigurada la verdad intrínseca de los hechos. Lo que importa es el mensaje subliminal que se quiere hacer llegar al público. La práctica, en suma,  de un periodismo oportunista que no facilita la verdad pura y dura de los hechos, sino la que a ellos, especialmente a los grandes “comunicadores” y sus socios del momento, les pueda convenir para aupar o acaso hundir a “alguno o alguna” en la estima popular Información que ha sido sutilmente confeccionada” tal “traje a la medida”, y “facilitada” en el momento más adecuado a los intereses del magnate o del político para el que,  o bien trabajen, o reciban, o esperen recibir, pagos o prebendas. Este juego de intereses, a mi modo de ver, queda bien reflejado en la novela. La historia contada- como ya dije-  está cargada de intriga. Intriga que no se desvelará hasta el final. De la que no debo, pues, dar más detalles para no romper el interés. El escenario escogido por  Higgings es Washington, D.C., la capital de los EEUU. y,  según creo, ha pretendido dar en esta obra una imagen  de distinción para la clase política de aquel país, describiéndonos sus elegantes viviendas amuebladas con selecto  mobiliario, incluido  piano  de cola(¡!), el buen gusto y refinamiento  del vestuario tanto de ellos como de ellas, las reuniones y recepciones con la élite del lugar,  la formación  en universidades prestigiosas,  o,  la tenencia de un físico espléndido, en el que los años, encima, no hacen mella. En fin,  con múltiples de esos detalles que aunque amenizan la escena, también, creo,  la alejan de la realidad inmediata  de los comunes mortales como yo.

Otro de los aciertos de la novela,  que muestran la calidad de la autora en cuanto al conocimiento  y saber expresar la condición humana,  es la encarnación, en la senadora Jennings, de aquellas actitudes universales mostradas por los seres que  desprecian su entorno y orígenes familiares, por considerarlos que no están a la altura de su estatus presente y  cuyo recuerdo, por cierto, les abruma. Pasado que deciden soslayar eliminándolo de su historial ( biografía). O, asimismo, la  del ser segundón, pero muy ambicioso,  en la novela  encarnado por Toby Gorgone, que, “sin oficio ni beneficio concreto”,  medra al costado de un poderoso, porque  “le saca a éste las castañas del fuego” y  es “sus ojos y oídos”, informándole  de todo lo que ocurre a su alrededor y al que suele acompañar, cual sombra, en todos sus cambios de destino.
 También me llamó la atención  que, a mediados de los ochenta, fecha  de edición de la novela,  la trama incluyera un personaje parecido al tristemente famoso  enfermero de Olot. ¡Qué imaginación tan poderosa, pues, la de algunos novelistas! ¿No?

lunes, 25 de mayo de 2009

Un cadáver en el armario – Muerte en Cape Cod, de Mary Higgins Clark

Colección “Las Novelas del verano” publicada por el grupo editorial del periódico “El Mundo”.
El conocimiento de la autora, la norteamericana M. Higgins Clark, a través de la lectura de otra de sus novelas''El ojo avizor”, me animó a la elección de este libro, en el que se recogen dos casos de unos mismos personajes protagonistas, el matrimonio Meehan, formado por Alvirah, ex ama de casa y Willy, ex fontanero, que viven una espléndida existencia desde que ganaron un importante premio de la lotería que les convirtió en millonarios. Ambos, sin embargo, siguen siendo lo que fueron, personas prácticas y campechanas. Son aventuras detectivescas donde ocurre un crimen, cuyo autor se desconoce. Misterio que tiene solución gracias al olfato y talento natural de la Sra. Meehan. 29 de noviembre de 1998.

martes, 19 de mayo de 2009

Demian, o la historia de la juventud de Emil Sinclair, de Hermann Hesse


Es el tercer escritor alemán que tengo oportunidad de leer. Más bien debería decir que logro leer. Los otros dos son Thomas Mann y Goethe, con respectivamente “Doctor Fausto” y”Fausto”. La primera obra mencionada me fue imposible acabarla(1); se me hizo pesada la constante exaltación de lo germánico, su música, pensamiento, celebridades... Su protagonista, Adrián, un hombre de inteligencia superior, especialmente dotado para la música , lo recuerdo como un ser engreído, embelesado por su yo y por sus portentos. No fue, sin embargo, la antipatía al personaje principal lo que me hizo desistir de continuar hasta el final la lectura del libro, no. La lectura no me resultaba fácil y menos aún, amena. Había trozos y pasajes extensos hablando acerca de la música y de los músicos alemanes, así como reflexiones sobre Dios y el Maligno, para mí, enfocados en demasía desde la perspectiva de la idiosincrasia e historia concreta del pueblo alemán. Del Fausto de Goethe ya hablé. Ambas obras coinciden en retratarnos al individuo “superior”, de pensamiento filosófico y teológico de elevadas miras , al mismo tiempo que los vemos arrastrados por los instintos y vilezas comunes y extensivos a cualquier individuo de la especie humana . Opino que es probable que más que el tema del individuo superior, todos estos autores de lo que subliminalmente hablan es de ellos mismos, como ejemplares de esa entidad superior que consideran es su alemana identidad.


Bueno, creo que me estoy dejando llevar por criterios subjetivos, vamos a poner fin a la cuestión y pasar a comentar “Demian o la historia de la juventud de Emil Sinclair”, de Hermann Hesse. Es un libro de poca extensión y contenido singular. Como del título se desprende es un relato de la infancia, adolescencia y juventud de un provinciano de clase media alta alemán. Aquí también sale a relucir lo del ser superior, representado en esta obra por Demian y su madre, así como las luchas entre el bien y el mal. El tiempo histórico en que la obra transcurre es desde principios del siglo XX a la Guerra del 14. Al igual que en las otras obras de autores alemanes leídas, las reflexiones son acerca de teología, música, etc. En contra de lo que pueda parecer, el libro me agradó. 5 de noviembre de 1994.
_____
(1) Entonces no, pero más adelante si terminé de leerla.
Mayo 2009. Me gustaría volver a leer estas tres obras, especialmente la de Hesse y el Doctor Fausto de Mann.

lunes, 18 de mayo de 2009

Adiós a las armas, de Ernest Hemingway

Cuando inicié su lectura, tenía el convencimiento de que se trataba de ”Por quién doblan las campanas” otra de las novelas escrita por Hemingway, ambientada sobre la Guerra Civil española. Obra que fue llevada al cine y la ví y leí hace muchos años .

Respecto a “Adiós a las armas”, está claro – al menos para mí - que tiene mucho de autobiográfica. Las circunstancias descritas no me parecieron de común mortal. Me explico. La historia versa sobre un joven estadounidense que vive en Italia a expensas de los cheques periódicos enviados por su familia. En los últimos años de la Guerra del 14, en un gesto, según pienso, de afán de aventuras se alista al ejército italiano. En momentos ya muy críticos de esta Guerra, con derrotas y movilizaciones por ambos bandos, etc., el teniente americano( no un soldado raso cualquiera) topa con una enfermera inglesa y se inicia entre ellos una relación amorosa.

La deserción y posterior abandono del ejército la originan, según impresión que tomé de la lectura, los problemas y circunstancias particulares de la pareja. No es fruto de ideas o sentimientos contrarios a que los seres humanos se maten de tan vil y gratuito modo. La guerra y su justificación o condena, se convierte en algo completamente ajeno. No va con ellos. Huyen. Sus nacionalidades, documentación y ¡ cómo olvidarlos! los dólares venidos de América, ayudan a ello. En cuanto a la historia de amor, tampoco me pareció romántica. Pobreza en los diálogos cruzados entre los amantes y muchos incontrolados deseos. 3 de octubre de 1999
____________
Mayo 2009: Hemingway fue galardonado con el Nobel de Literatura.

viernes, 15 de mayo de 2009

El halcón maltés, de Dashiell Hammett


Había leído ya otra obra de Dashiell Hammett , “La maldición de los Dain”, novela que hallé horrible. Un bodrio. Aún hoy, no sé cómo pude acabar su lectura. En esta “El halcón maltés” pienso que mejoró algo. Sigue habiendo muertos, muchos muertos, demasiados. Todos los personajes son sórdidos, empezando por el investigador privado protagonista de la novela. Existen tres versions cinematográficas. La última en 1941, dirigida por Huston, fue protagonizada por Bogart , encarnando al detective. La película tuvo mucho éxito. 24 de septiembre del 2000

 ______________
Mayo 2009 Según acabo de leer en las notas biográficas consultadas, este escritor fue el creador de la llamada novela negra . Para mi sorpresa y asombro, tuvo mucho éxito y debió ganarse bien la vida. Algunas de sus novelas- según leí- han sido llevadas al cine. Yo, sin embargo, reitero que no me agrada nada este género literario, y menos aún lo qué cuenta: un mundo y personajes sórdidos , muy sórdidos. Pero, según dice el dicho popular “para gusto se han hecho colores”. A mí no me agradan los tonos oscuros y menos los agresivos rojos.
 
 
 
______________________ 
19 de julio de 2015: Acabo de subir mi comentario negativo acerca de "La maldición de los Dain"; libro que  olvidé había leído. Y creo que este olvido es buena prueba de lo poco que me gustó  y del nulo interés hallado en su lectura. Por lo que aquí digo de "El halcón maltés", no parece que  tampoco esta obra hubiese tenido mucho éxito conmigo.

viernes, 8 de mayo de 2009

Drama en un espejo, Marcel Haedrich

Edición del Círculo de Lectores, 1965. Este libro”Drama en un espejo” lo tenía desde hace más de veinticinco años. En todo este tiempo, sin embargo, nunca tuve intención de leerlo; su cita por Amando de Miguel, en una tertulia radiofónica, fue lo que despertó mi interés, y me llevó, posteriormente, a su localización y lectura.  Un comentario azaroso, que  se tradujo en una guía excelente. El autor de la novela, Marcel Haedrich, según leí en Wikipedia, fue un periodista y escritor francés. Murió en julio del 2003, dejando un buen legado de trabajos periodísticos y novelas.   

"Drama en un espejo"es una novela corta que se lee con interés, basada en un hecho real acontecido en Francia, que su autor, Haedrich, alumbró  de la oscuridad de las crónicas de tribunales . Una demostración,  tal como la lectura de esta historia nos revela,  que la realidad puede superar de tan sorprendente modo la ficción . Porque, desde mi modesto parecer, de tratarse sólo de una ficción, pura y dura, para el lector,   tantas coincidencias y casualidades, hubiesen parecido absurdas,  y su autor merecedor del calificativo de fantasioso  en grado superlativo.

La trama gira en torno a un idéntico conflicto, un triángulo amoroso, representado por actores diferentes, de también diferente estrato social. Los unos "bajos", los otros, de "elevada posición". No obstante, los   protagonistas  únicos de este drama son los personajes que encarnan el triángulo del afamado jurista, su joven amante y el aún más joven pasante de aquél.  Drama que alcanza su apogeo en la vista del juicio, cuando el jurista , imbuido por su desventura personal, reflejada en la causa legal,  realiza un alegato magistral. ¡Estupenda novela! 16 de julio de 1998.

jueves, 7 de mayo de 2009

Pequeño mundo de don Camilo, de Giovanni Guareschi

Es una segunda lectura. El ejemplar que poseo es una edición de bolsillo editada en Buenos Aires(Argentina); se notan, pues, ciertos giros e incluso construcciones de frases y también expresiones propias del Español del otro lado del charco.

Don Camilo” es un libro entrañable, escrito por el italiano Giovanni Guareschi. Hay tres grandes protagonistas: Don Camilo, el cura del pueblo; Pepón, es decir, el señor alcalde, y, “Cristo”, en su crucifijo, colocado presidiendo un altar principal en la iglesia de ese pueblecito. ¡Qué trío! Entre los relatos que se suceden los hay divertidos, menos divertidos y tristes, como los que cierran el libro. Los personajes descritos son verosímiles en un entorno rústico como el descrito y en el momento del relato, que corresponde a la Italia de posguerra, a finales de los 40.(*)
Obra de fácil y amena lectura. 30 de diciembre de 1994
______________
(*) Los personajes son verosímiles en cualquier parte del mundo y en todos los tiempos, porque el ser humano bueno es bueno, independientemente de ideologías , credos religiosos , lugar o época en que le toque vivir. Y, del mismo modo, el malo es malo, de derechas o de izquierdas,en guerra o paz, en la opulencia o en la miseria.

miércoles, 6 de mayo de 2009

El décimo hombre, de Graham Greene

Novela de Graham Greene, edición de Seix - Barral, 1985. Este autor británico fue , en los primeros tiempos de mi afición por la lectura, uno de mis grandes favoritos.

Como era de esperar, también en esta obra, El décimo hombre, (*) tenemos la mujer desamparada y el granuja reconvertido que de modo desinteresado protege a la señora en cuestión. En ninguna de las obras de Greene - reflexiono - al menos en las por mí leídas hasta ahora, hay un personaje femenino de fuerte personalidad y protagonismo “per se”. Todo lo contrario. Las féminas de Graham Greene son, en muchas ocasiones, unas pobres y simples mujeres dependientes de un hombre(esposo, novio, amante, o, como en este caso, hermano ) bajo cuyo ascendente pululan. Otra constante observada sería el amor no correspondido. Usualmente los protagonistas masculinos de Greene se enamoran de mujeres enamoradas, a su vez, de otro; o se dan circunstancias que imposibilitan un amor franco, abierto, entre ellos. Especie de amores imposibles.En esta novela se dan, con nitidez, estas singularidades: Chavel, el protagonista, se enamora de la hermana gemela del joven a quien cedió todo su patrimonio a cambio de que en su lugar muera . La chavala siente un odio mortal, más bien visceral por él, pero físicamente le desconoce. No sabe cómo es. Vive entregada al cuidado de su madre, una vieja enferma, y al recuerdo de su hermano. 17 de mayo de 2003.
________________
(*) Existe una película basada en el libro

martes, 5 de mayo de 2009

El Tercer Hombre, de Graham Greene

A pesar de mi simpatía por Graham Greene, de quien he leído muchas de sus obras y, haber visto, además, numerosas veces la película, “El tercer hombre”, no había leído la novela del mismo título.

Es muy corta, cortísima, aun contando el prólogo introducción del autor; en el que explicita que esta obra es exclusivamente un guión cinematográfico, pero por su particular método de trabajo,tal como cuando hace un libro, precisaba escribir y desarrollar el tema previamente.
Mientras lo leía, acudían los recuerdos de los rostros de los artistas- personajes de la película, la Viena de post-guerra, y, sobretodo, rememoraba el magnífico tema musical interpretado y creo que también compuesto por Anton Karas.¡Precioso!

Como en casi todos los libros de G. Greene, el protagonista es un pobre diablo, un fracasado que, al final, desprovisto del más mínimo interés personal, se convierte en el héroe indiscutible, que se enfrenta y lucha sin cuartel ante el mal, adversidades o enemigo. 11 de julio de 1996

lunes, 4 de mayo de 2009

La madre, Máximo Gorki

En La Madre, Gorki(*) expone la problemática de las clases más humildes, tanto urbanas como rurales, en la Rusia zarista, en los años previos a la Revolución de Octubre, o sea, en los comienzos del siglo XX. La protagonista es una viuda cincuentona , madre de un hijo único. Éste, para mi de modo inexplicable, logra romper con el determinismo a que su nacimiento le advoca; en un entorno envilecido por la miseria, que se sucede de generación en generación y embrutece de tal modo a sus componentes, que vistas y analizadas sus relaciones, reacciones y aspiraciones primarias, envidias la dignidad de las relaciones observadas entre los distintos miembros de cualquiera de los otros grupos de animales de la Creación. Creo que Gorki tuvo que “echar mano” de este personaje, es decir, de un adolescente paupérrimo de los arrabales de una población industrial rusa, que decide formarse y luchar por los de su clase social, para a través de él explicar el degradado modus vivendi de las gentes de aquel país. Los amigos y compañeros de lucha del joven, entre los cuales se aglutinan distintos elementos de aquella sociedad rusa pre-soviética: campesinos, burgueses, maestros, etc. , son, a mi modo de ver, los que realmente inducen a “la madre” a cuestionarse y reflexionar sobre sus particulares  condiciones de vida y las de los de su entorno, hasta llegar a una concienciación de clase y necesidad de romper el estatus vigentes.


Como es obvio, leer este libro en 1997,  después de la caída del muro de Berlín en 1989 e inicio del desmantelamiento del mundo soviético como producto de su propio peso; es decir, de la ineficacia el  sistema económico, político y social allí implantado ,  que en la práctica sólo representó la continuación de la concentración de privilegios en unos pocos y permanencia de la la injusticia social, la falta de libertades y los férreos modos de los  gobiernos totalitarios y demagógicos, las argumentaciones expuestas por el autor a través de los personajes de la novela(**) resultan , según creo,“ligeras”, light como gusta ahora decirse,  porque el tiempo las ha puesto en evidencia. 15 de agosto de 1997_
______________
(*)Seudónimo de Alexéi Maximóvich Peshkov
(**) La más conocida de sus obras


--------
10 de mayo de 2014: He revisado el comentario y he hecho alguna rectificación. Al mismo tiempo he actualizado mi conocimiento sobre el autor , Gorki, y entiendo que éste fue uno más de los que escriben no por convencimiento propio y necesidad de exponer las verdades dictadas por una conciencia justa, sino de los que se acomodan y  hallan en la escritura el medio más eficaz de subsistir y se allanan con docilidad a los dictámenes de los que les mandan, es decir, de los que les pagan.