domingo, 19 de febrero de 2012

Juárez el impasible, por Héctor Pérez Martínez



La atracción por este héroe mexicano, y mi visión del mismo, demasiado mitificada, arrancaba de mi infancia. Personaje cuya biografía tiene muchos aspectos realmente singulares que le convierten en, como antes digo, héroe(*), o , - reflexiono - sea más apropiado sólo  denominar, líder ,  tal como se ha dado ahora en llamarles a estos tipos humanos.

El libro en cuestión, número 531 de la Colección Austral, editado por Espasa –Calpe Mexicana, 1969, es el trabajo de Héctor Pérez Martínez, un , según creo,  incondicional juarista. Ya que, por el simple análisis de los hechos y el desarrollo de la acción política de Benito Juárez,(*)  que él nos relata en su obra,   te inducen a pensar ( a mí me han inducido ) que  te hallas ante un prototipo humano de los que, por desgracia, tan repetidamente se han dado  y se dan en las respectivas historias de todos los países iberoamericanos. Es decir, la persona de modesto origen que con sacrificios y tesón, ciertamente, alcanzan una determinada situación política; pero, después, gracias a su demagogia y su falta de escrúpulos, siguen progresando en su ascenso hasta alcanzar el más alto lugar del poder político. Poder que, una vez alcanzado, no escatiman medios, ni indignidades, traiciones, asesinatos, y un larguísimo etcétera, en aras, tan sólo, de mantenerse en él. En resumen, el héroe se convierte en villano. 8 de enero del 2001.

(*) Benito Juárez, personaje que una vez hubo alcanzado el poder, es decir, encaramado literalmente en la silla presidencial de México, se obstinó en mantenerse en ella( él) por todos los medios, y con modos totalmente carentes de prejuicios morales.

23 de noviembre de 2014: He hecho algunas correcciones en el texto originalmente escrito.